Sebastián Ibelles se alza on el triunfo
  30/9/2018
imagen
imagen

Quien resultó triunfador fue el joven novillero del estado de México, Sebastián Ibelles cortando una merecida Oreja, tras de realizar una faena metido entre los pitones y sacándole pases de largo metraje, sobre todo por el lado derecho, faena que le valió el reconocimiento del público, desde que al realizar un quite su alternante Héctor Gutiérrez al salir de un segundo puyazo del novillo, Ibelles se armó de coraje, casta y afición, respondiéndole con un quitazo por gaoneras que levanto ámpula, ahí se le vio carácter y decisión a Sebastián Ibelles y, ya no se bajó del tren del triunfo, hasta realizar una faena riñonuda a base de quedarse muy quieto y de exponerle, le saco pases de mucho mérito que le valió el corte de la única oreja de la tarde tras de un pinchazo arriba y estocada casi entera que tumbo al novillo de "Fernando Lomelí", (antes de recibir la oreja escucho un aviso). Con este triunfo ya se puede decir que es un buen candidato a la novillada de triunfadores. Antes se había enfrentado a su primer novillo, tercero de la lidia, al que le ha sacado algunos buenos lances y de muleta inició con doblones muy toreros haciéndose de las embestidas del novillo, pero este se volvió áspero y fueron pocos los buenos muletazos que le saco, estando pesado con el acero hasta recibir un aviso.

Abría plaza André Lagravere que desde que se abrió de capa se le vio decisión y firmeza al llevar bien toreado al novillo, banderilleo con facultades dejando sobre todo dos buenos pares de banderillas y con la muleta inicio muy bien haciéndose del novillo, toreándole por la derecha y pocos por el lado izquierdo, volvió por el derecho y en un descuido se llevó una voltereta sin consecuencias, regreso con decisión pero en una colada del novillo, le prendió por entre la pierna corneándole cerca del ano, pero Lagravere insistió en matar a su enemigo estando herido y de pinchazo y estocada se entregó el novillo. El novillero fue llevado a la enfermería por las asistencias y ya no pudo salir.

Héctor Gutiérrez se ha ido en blanco esta tarde pero esto fue básicamente por haber fallado con el estoque en los tres novillos que tuvo que despachar, uno de ellos que le correspondía a Lagravere, pero por lo demás ha tenido una tarde llena de entrega de valor y decisión ante los tres novillos que tuvo en sus manos y a los que les ha toreado de capa recibiéndole y en quites variados, de muleta también se la ha rifado de verdad e inclusive un par de veces estuvo al borde de la cornada por meterse en los terrenos de sus enemigo. Héctor tuvo petición de Oreja en dos de sus novillos al extraerles faenas de mucho mérito, ante todo, por la dificultad que representaron dos de sus enemigo toreándoles de muleta y exponiendo de verdad, vuelta al ruedo en su primero y palmas en los otros dos con petición en el quinto y escucho un aviso en el quinto y sexto novillo.

Hubo una confusión entre el juez de plaza que anuncio el orden de lidia al ya no salir Lagravere y el novillo que le correspondía salir según la indicación del juez de plaza a Héctor Gutiérrez, sacaron de toriles al segundo novillo de Ibelles y la gente se confundió entre el anuncio por el altavoz y lo que estaba saliendo por la puerta de los sustos, dejando desconcertado al público, al ver torear a Sebastián Ibelles el tercero y cuarto seguidos y Héctor Gutiérrez tuvo que torear el segundo, quinto y sexto. La confusión fue porque no hubo buena comunicación del biombo al callejón y a toriles de donde no vimos quien impusiera ahí el orden.

Regresar  Más noticias...