Juan Pablo una oreja, Perera muy destacado en la sexta de temporada.
  4/12/2016
imagen
imagen

Los diestros Miguel Ángel Perera y Juan Pablo Sánchez firmaron faenas de gran importancia en
la Sexta Corrida de la Temporada Grande de la Plaza México, resultando triunfador el torero de
Aguascalientes al cortar una oreja de peso y pundonor.

“Don Rafael”, de 532 kilos, fue el primero de la tarde al que saludó con despaciosidad con el capote
Miguel Ángel Perera al fundirse ceñidamente por chicuelinas para rematar con una revolera. Un
toro con fijeza resultó el de Julián Hamdan, que fue a la muleta firme del extremeño que ligó las
primeras series por el pitón derecho, toreando con temple.
El toro, justo de fuerza, pero con un fondo de nobleza, permitió a Perera una faena de momentos
finos, con ese pellizco de clase que tiene. Al final, el toro se fue a menos, se paró y ahí, con valor
férreo y sin mover las zapatillas, Perera lo esperó para sellar su faena, que tuvo además un gran
mérito. Mató al primer viaje y hubo petición de oreja que no se concedió, terminando por dar una
vuelta al ruedo.

Juan Pablo Sánchez tuvo una gran actuación con su primero, “A Flor de Piel”, de la ganadería de
Julián Hamdan, con el que instrumentó una faena templada, con pulso y clase, llevando con mucha
suavidad a un toro que tuvo también nobleza pero poca fuerza.
Por pitón izquierdo, también se recreó con naturalidad, el trazo largo y templado, con ritmo y
despaciosidad, la segunda tanda, con clase y acompañando el trazo con la cintura, y un cambio de
mano que perdurará en el tiempo. Sin duda, esta tarde, en el ruedo de la Plaza México, Sánchez
dejó una faena impregnada de su pulso privilegiado. Dejó estocada certera, doblando el toro y con
prontitud para cortar una oreja.

Pocas fueron las opciones que tuvo Fermín Espinosa “Armillita IV” con el lote que en turno le
correspondió, mostrándose esforzado y voluntarioso, con su primero dividió las opiniones y con su
segundo, fue silenciado.

Regresar  Más noticias...