Gárate y Gamero cortan oreja
  30/12/2018
imagen
imagen

Los rejoneadores Jorge Hernández Gárate y Emiliano Gamero, triunfaron en la novena corrida de la Temporada Grande 2018-2019 de La México, ello tras el corte cada uno, de una oreja. El último festejo del 2018 dejó buenas sensaciones de toreo a caballo, marcado también por el juego de los toros de la ganadería de Enrique Fraga, siendo el primero de ellos merecedor del arrastre lento. Andrés Rozo se fue de vacío pese a firmar una buena actuación con el cierra plaza, fallando con el acero y por ello retirándose sin trofeo alguno.

La tarde abrió con “Lucio”, de 522 kilos, para Jorge Hernández Gárate, que montó de salida a “Bucéfalo”, que con torería se rodó con el toro de Enrique Fraga, colocando dos rejones de castigo. En los lomos de “Velázquez”, llevó con temple al astado, toreando de costado para colocar la primera banderilla, la segunda, citando de frente y con verdad para dejarla en buena colocación. Con “Cinco Pecados” continuó luciendo de gran manera con una banderilla al violín, aprovechando la colaboración del astado.  Junto a “Funtanet”, cerró su actuación con banderillas cortas, estando errático con el Rejón de Muerte. Buen toro tocó a Jorge Hernández Gárate con su segundo, actuación de menos a más ante un toro con codicia y movilidad al que le cortó una oreja, teniendo momentos vibrantes junto a “Valladolid”, una de las estrellas que conforman su cuadra de caballos.

Emiliano Gamero colocó dos rejones de castigo a “Canta Claro”, de 505 kilos, segundo de la tarde, y montó a “Fantástico”, para iniciar con las banderillas con temple y mando a un toro con transmisión y calidad al que toreó con verdad y lucimiento. Con “Glamour”, pisando los terrenos del toro, en la cercanía, apostando el todo y llegando a la afición. “Presagio”, una de las estrellas de su cuadra, estuvo para cerrar el último tercio, para colocar las banderillas cortas, fallando con el rejón de muerte. Dio una vuelta al ruedo tras aviso. Con su segundo, Gamero tuvo actitud y sobrada entrega y por ello, estando por encima de “Cariñoso”, consiguió cortar una oreja de mucho peso.

Andrés Rozo que en su primero había dado una vuelta al ruedo firmó lo mejor con el cierra plaza de nombre “Mambo”, un toro con movilidad, con el que estuvo con el toreo variado, y ejecutando de buena manera las diversas suertes a caballo. Rozo esta tarde cayó de pie y así lo reconoció el público. Las fallas con el rejón de muerte no le permitieron tocar pelo y fue silenciado. En este toro realizó un buen quite el sobresaliente, matador de toros Paulo Campero.

Cabe destacar la buena actuación en las seis pegas de los grupos de Forcados Amadores de Montemor (Portugal) y de los Forcados de Mazatlán (México), quienes fueron fuertemente ovacionados tras la espectacularidad y temple con el que ejecutar las pegas.

Regresar  Más noticias...