Triunfa José María Mendoza en la tercera
  24/9/2019
imagen
imagen

La tercer novillada que se dio en el coso monumental capitalino, atrajo a un público que hizo entrada regular en ambos tendidos, se lidiaron seis Novillos ya casi Toros de la ganadería de don Aurelio Franco que dieron juego irregular, siendo los mejores los corridos en segundo y sexto lugar dejándose meter mano, el resto tuvieron problemas, cumpliendo todos a los caballos y solamente se le cortó una Oreja al sexto por parte del joven novillero capitalino José Mari Mendoza, quien a la postre resultó ser el triunfador en una tarde llena de incidentes, muchos avisos y algunos revolcones que se llevaron sobre todo los hermanos Sebastián “Palomo” Macías y Emilio Macías, que afortunadamente salieron del ruedo por su propio pie y sin lesiones importantes.
Tras el paseíllo se le hiso un homenaje al ganadero don Aurelio Franco por cumplir 50 años como ganadero, recibiendo ovación en el tercio.

Abrió plaza el novillero huamantleco Sebastián Palomo que ante un novillo tardo apenas le brego de capa y con la muleta intento sacarle pases a un novillo que pedía que le pisaran su terreno a corta distancia, colándose en su corto recorrido, por lo que Sebastián no se acomodó con este ejemplar, dos pinchazos casi entera y recibe un aviso. Con su segundo Sebastián Palomo intento quedarse quieto en chicuelinas de recibo, pero el novillo casi Toro no humillaba llevando la cabeza arriba, dos puyazos para probar si así embestía mejor y ni así se pudo acomodar el joven novillero de Huamantla que nuevamente pincha en tres ocasiones y se retira en silencio.

Emilio Macías se las entendió con su primero, segundo de la tarde, un novillo bravo pero áspero e incómodo, impresionando al público por su presencia de Toro, algunos pases buenos con la muleta que le corearon fuerte y tremendos revolcones se llevó Emilio Macías al entrar a matar, quedándose en la suerte, escuchó un aviso, tuvo que ingresar a la enfermería y su hermano Sebastián como primer espada, salió a pasaportar a este novillo. Salió Emilio de la enfermería para torear a su segundo novillo estando nuevamente voluntarioso al torear de capa, invito a su hermano Sebastián y realizaron el quite al alimón por chicuelinas que fue lo más vistoso, con la muleta, logro sacar algunos pases aislados buenos, sin embargo, se puso pesado con la espada y escucho los tres avisos, viendo como se le iba este novillo que por cierto es el segundo que se va “vivo” en esta temporada.

José Mari Mendoza con el tercero de la tarde le paro con dos verónicas y chicuelinas de recibo, dos zapopinas en su quite y con la muleta por los dos lados saca algunos pases en series cortas, adornadas con molinetes y manoletinas antes de pinchar y descabellar para recibir dos avisos. Su segundo que cerraba plaza, José Mari le brego suave y par de chicuelinas intercaladas, quito igual por chicuelinas ajustadas y con la muleta saco algunos pases en diferentes terrenos, con adornos y remates que le valieron aplausos, la estocada fue buena y entera para tener petición de oreja que se concede entre el contento del público que esta vez fue más torista que torerista y al final dio vuelta al ruedo José Mari Mendoza con el ganadero homenajeado.

Regresar  Más noticias...