Oreja y oreja para Aguilar y Neyra
  29/9/2019
imagen
imagen

En tarde húmeda con intermitentes apariciones de lluvia, se dio la quinta novillada de la temporada, donde al término del paseíllo se recordó al “príncipe de la canción” José José con aplausos y a los novillos se le puso nombres alusivos a la carrera musical del ídolo recién fallecido. Se lidiaron Novillos de la ganadería de Villar del Águila, todos muy bien presentados, sobresaliendo el corrido en primer lugar que no fue aprovechado, cuatro que fueron buenos y solo uno que se descordó a medio ruedo y que no se le pudo apreciar, teniendo que ser apuntillado ahí.

Fueron dos triunfadores esta tarde donde hubo poco público por las condiciones climatológicas, ellos fueron Miguel Aguilar que repitió su triunfo anterior cortando una Oreja y el debutante Eduardo Neyra que se llevó también una oreja por una buena actuación. Y el primer espada José Sainz anduvo voluntarioso tratando de sacar faenas, pero no pudo redondearlas, saliendo incluso lastimado de la nariz.

El primer triunfador de la actual temporada Miguel Aguilar venía a demostrar que no fue casualidad su triunfo anterior y confirmó cortando una Oreja, que en él hay un gran prospecto y que hay que seguirle en una carrera donde puede desarrollar mucho. Con su primer novillo, segundo de la tarde, anduvo solvente toreando de capa y con la muleta demostró que además de torear bien, tiene valor suficiente como para dar pasos firmes en una carrera que está llevando a buen paso y con este novillo se llevó tremenda voltereta, de la que no se amedrento y a base de pegarse un arrimón logro salir al tercio. Sin embargo no conforme con eso, se superó con su segundo enemigo, al que tuvo que meterse en su terreno y además de sacar buenos lances en la faena de muleta anduvo en torero, doblándose con el de Villar del Águila y sacarle pases de buena factura y mejor aún, cuando el novillo se quería imponer, le toreo por la cara con mando e impuso su toreo para terminar cortando la Oreja que el público pidió tras de buena estocada, redondeando así su segundo triunfo en esta temporada.

El debutante Eduardo Neyra, de buena planta y alto de estatura el joven de Durango, tuvo una presentación triunfal en el coso capitalino, cortando una Oreja a su primer novillo, que lanceo bien a la verónica y con la muleta de hinojos le recibe con dos pases cambiados por la espalda y de pie, ligar series de pases por ambos lados que fueron coreados por el público, que le ve diferente al resto de los novilleros, en ocasiones se nota su poco rodaje, pero lo suple bien con la actitud y ganas de auténtico novillero, despacho al novillo de buena estocada que le valió el corte de su primer Oreja en esta plaza. Igual con ganas y buscando otro triunfo, se fue a recibir de hinojos en los medios a su segundo novillo con larga de hinojos, lances de pie y con la muleta nuevamente busco la faena que tuvo que buscar en diferentes terrenos con pases en series cortas por las dos manos batallando además con el viento frio que se soltó al final y con otra estocada entera, recibe aplausos en el tercio con leve petición de oreja.

Abrió plaza el potosino José Sainz a quien le toco un extraordinario novillo de “Villar de Águila” que fue ovacionado al término de su lidia. Con este José Sainz anduvo con voluntad y ganas, pero el novillo estuvo por encima del torero que se le fue de las manos y su labor a pesar de buscar la faena sacando algunos pases buenos tanto por la derecha como por naturales, donde por cierto el novillo se empleaba con clase, quedo sin embargo su faena en silencio tras de un pinchazo y estocada y al novillo se le ovacionó, mereciendo más como premio, pero también se le fue al juez de plaza premiar al novillo mínimo con arrastre lento. José Sainz tuvo que lidiar a tres novillos, pues su segundo que ya había sido picado y que se veía por sus primeras embestidas que era bravo logrando un tumbo espectacular al picador y recibir dos puyazos, tras de dos quites, uno de Miguel Aguilar y otro como replica de José Sainz que al finalizar se lo llevo colgado de los pitones lastimándole la nariz y al revolverse el novillo de un capotazo de un subalterno, se descordó y ya no se pudo incorporar, teniendo que ser apuntillado en el ruedo. Salió la primera reserva con el que José Sainz anduvo con muchas ganas y busco la faena que no llego al final de cuentas quedando solo en una salida al tercio por sus ganas y el valor que le echo el joven potosino.

Regresar  Más noticias...