Otra oreja para José María Mendoza
  4/10/2019
imagen
imagen

Dirían en España algunos cronistas taurinos en sus reseñas cuando un buen torero tuvo una gran actuación y solo ha cortado una Oreja, cuando por haber pinchado, pierde la oportunidad de cortar una o dos orejas más y estuvo entonces “rosando la puerta grande”. Pues este fue el caso del joven novillero José María Mendoza en la novillada nocturna que se dio en la Plaza México, donde cortó una Oreja a su primer novillo de la ganadería de Monte Caldera, novillo nada fácil pero que finalmente se impuso José Mari y mejor aún con  su segundo novillo, ya casi un toro, de la ganadería de Campo Hermoso, que salió en substitución del que cerraba plaza de Monte Caldera, que fue devuelto a corrales por insistencia del grupo de la Porra Libre, que vio en el novillo que arrastraba las patitas traseras. Y con el sustituto, José María ha impactado desde los primeros lances que fueron pocos, bregándole suave para irlo metiendo al ritmo de buenas embestidas que ya prometía el de Campo Hermoso. Un buen tercio de banderillas y brega a cargo de su cuadrilla de banderilleros que tuvieron que salir al tercio para ovacionarles tanto por la colocación de dos pares de banderillas de Gustavo Campos, como uno de Rafael Romero y una braga para colocarlo de Fernando García López, gran cuadrilla para un gran prospecto, que cuenta y muchos. Pues bien, José Mari Mendoza inicio bien con este novillo de nombre “Aviador”, que prácticamente planeaba sus embestidas y bien que las supo aprovechar el novillero capitalino, para cuando se hiso de este, salieron las series de pases con temple y mando, amén de la colocación y distancia que supo aprovechar del novillo. Fueron varias las series por ambos lados que le corearon con fuerza los asistentes a esta novillada y se deleitaron con el buen toreo de José Mari, que prácticamente ya se ha metido entre los triunfadores de esta temporada novilleril, disputándoles el sitio a los más experimentados que vienen de torear en España. Ya tenía tras de los remates, los pases del desdén, molinetes y las manoletinas de cierre, el camino abierto para con la faena poder ganarse dos orejas por lo menos, pero vino la espada y con dos pinchazos, pierde la oportunidad de conseguir la puerta grande, otra estocada, y los descabellos que fueron varios, hasta escuchar dos avisos, aún así el público salió toreando y hablando de este joven novillero que sigue paso a paso rumbo a la cima novilleril. José María Mendoza comento luego, que muchos disfruto de la faena, pero por algo pasan las cosas y hay que aceptarlo, para ir madurando y agradecer al público su entrega, además de que también el haberle cambiado el novillo titular, tuvo mucho que ver y aprender de este novillo que le tocó en suerte.

Y la noche tuvo también buenos detalles de sus alternantes, pues se contó con el arte y el buen toreo, diferente en ocasiones al resto de sus compañeros novilleros de Juan Pedro Llaguno, que no ha tenido suerte en los sorteos, al no salirle hasta ahora, un buen novillo como para saborear el toreo fino, variado y de buen trazo que sabe hacer este chaval queretano y de familia taurina de abolengo. A Juan Pedro Llaguno le tocaron dos novillos de esos que se dicen son a contra estilo, pues siendo un novillero con arte y con presencia, tuvo que batallar con dos novillos a los que metiéndose con ellos y pisándoles sus terrenos, pudo sacar algunos pases buenos y detalles llenos de arte, pero batallar al final con la poca casta y recurrir al toreo, que es bueno, pero no lucidor de torear por la cara y a ambos novillos los despacho, con estocada entera a su primero, pinchazo y estocada a su segundo recibiendo un aviso y siendo ovacionado, sin salir al tercio, agradeciendo con sinceridad la entrega del público, pero a sabiendas de que le faltó materia prima. A cambio dio de si lo que tiene de buen torero. En Juan Pedro Llaguno siguen las esperanzas de que cuaje a algún novillo y lo veamos en plan triunfal.

Y el primer espada Christian Iván, estuvo en plan de novillero, buscando el triunfo a costa inclusive de llevarse tres revolcones en sus novillos, saliendo todo maltrecho, pero afortunadamente sin alguna lesión importante. Christian Iván tuvo también un par de novillos a los que busco afanosamente el triunfo, primero con u novillo bravo y nada fácil de la ganadería de Maravillas el cual fue premiado por el juez con arrastre lento al final. Y con este novillo con presencia, anduvo Iván en plan de valiente, salvándose de algún percance que afortunadamente no vino, peri tuvo al público en un suspiro al estar en ocasiones a merced del novillo y pudo con ese valor que tiene, sacarle pases para conseguir los primeros oles de la noche, tras de dos sustos pincha a este novillo y solo consigue algunas palmas. En su segundo salió a por todas Christian Iván iniciando con largas de hinojos y buen remate, terminando el tercio de banderillas, se le aventó un espontaneo que supimos es el novillero yucateco Joseph Hernández Medina, que, entre la confusión, apenas si dio un par de trapazos y lo subieron al tendido de sol, sin ser remitido, como debería de ser, ante las autoridades de la Alcaldía correspondiente. Y ante el desorden y el mal ambiente que dejo el espontaneo, Christian Iván anduvo batallando con el novillo que tuvo pocos pases para terminar de pinchazos y recibir otra voltereta, además de un aviso.

Regresar  Más noticias...