Poco vistosa y concurrida la inauguración
  3/11/2019
imagen
imagen

Y vean lo que son las cosas, quien vino a recibir la alternativa de Matador de toros, el joven de Aguascalientes José María Hermosillo, puso el ejemplo y, de entrada, le cortó una oreja al toro de esta ceremonia que se llamó “De Todo Corazón” No. 37 con 483 kg., de la ganadería de Julián Hamdan, que por cierto mando un encierro muy bien presentado, pero carecieron de bravura y solo este, el primero y el cuarto de esta dehesa, dejaron lucir a los que los lidiaron, que fueron precisamente José María Hermosillo y Leo Valadez, los dos mexicanos que completaban el cartel de ocho toros, que finalmente fueron nueve por uno de regalo para el rejoneador Diego Ventura, quien cortó al de regalo una Oreja con un final a punto de llevarse una cornada estando a pie el luso-sevillano quien fue correteado por este toro que fue de la ganadería de San Isidro. Y el toricantano José María Hermosillo tuvo como segundo enemigo, a un toro que se le ponía por delante y no se pudo confiar, pero tampoco lidiarlo por la cara que también se torear así, cosa que ya casi ningún joven torero lo intenta con toros que salen a defenderse como este segundo toro de Hermosillo y recibió un aviso antes de retirarse. Sin embargo, dejo buen ambiente para entrar al cartel que está vacío de nombres anunciándose previamente que ahí estarán solo Matadores mexicanos, y José María Hermosillo debe de estar.
La corrida tuvo sus altibajos y en ello llevaron parte de la culpa los Toros, que estando muy bien de presencia, no dieron el juego esperado y si en cambio el primer toro para el rejoneador, de nombre “Bisnieto” de la ganadería de Fernando de la Mora, fue un dechado de bravura, con el que se pudo lucir el rejoneador Diego Ventura clavando banderillas, rejón de castigo de inicio y haciendo malabares con sus jacas, además dejándose llegar en varias ocasiones los pitones a las ancas de sus caballos y de paso emocionar a quienes le vieron arriesgar a sus bien educados caballos, ya tenía el triunfo en sus manos cuando falló con la espada tras lucirse con las banderillas largas, cortas y a dos manos y solo quedo en salida al tercio. Al Toro debió premiársele con arrastre lento por lo bravo y bueno que fue. Su segundo ejemplar de la ganadería de Marrón, pronto se quedaba parado y además anduvo fallando con las banderillas Ventura y con la espada de muerte, se armó de valor Diego regalando un Toro de la ganadería de San Isidro, mismo que fue bueno y le duro más tiempo, luciéndose nuevamente con sus caballos desde la salida con la vara larga y también dejándole llegar los pitones al cuerpo de algunos de sus caballos, ya tenía el triunfo, cuando inesperadamente al bajarse de su ultimo caballo, fue correteado y empujado por el toro de San Isidro ya pegado a tablas y con la espada en el cuerpo del toro, llevándose solo un susto y de paso impresionando al conclave que pidió la oreja, misma que se le concedió.


El matador de Baleares Antonio Ferrera, en esta ocasión salió con el santo de espaldas, pues de los tres Toros que le salieron de Julián Hamdan, no tuvieron la movilidad esperada y únicamente se le vieron detalles asilados, tanto de capa como con la muleta, además de no quererles ver el matador, ya que se notó que no fueron de su agrado. Al primero lo despacho de media estocada y se entregó pronto, el segundo de su lote se lastimó una manita y fue devuelto y la reserva de la misma ganadería se le acabo pronto y también no le quiso intentar mucho, para despacharle de pinchazo y varios descabellos recibiendo un aviso y pitos del respetable. Ahora, hasta el año entrante lo veremos si lo anuncian de nuevo.


Quien anduvo siempre voluntarioso y buscando agradar toda la tarde fue Leo Valadez, mostrando en sus dos toros, tanto la variedad de su toreo de capa como con la muleta y en banderillas se lució en plan grande, pero no pudo cortar ningún apéndice a pesar de todo lo que intento tanto en su primer Toro como en su segundo, siendo lo realizado por el joven de Aguascalientes, lo de mayor espectáculo pero sin el resultado final de triunfo, primero por la espada que dejo caidilla en su primero y a su segundo lo pincho y todo quedo en sonoros aplausos.


El resultado final no dice mucho de lo que fue la corrida inaugural, pero de que fue variada e interesante a pesar de lo largo que fue el festejo, si deja ambiente para las siguientes corridas.


Sobresalió el subalterno Christian Sánchez en una salida al tercio por dos pares muy buenos y hay que destacar un quite muy oportuno del banderillero de Diego Ventura, Mario Figuereido al matador Leo Valadez al caer delante del toro que saliendo de la suerte suprema, callo a la arena y salió oportunamente a cuerpo limpio para llamar al toro y no hacer por el matador.

Regresar  Más noticias...