Morante de La Puebla y Joselito Adame oreja en la 2ª
  10/11/2019
imagen
imagen

No cabe duda que aún no se tiene al torero o a los toreros que llenen la Monumental Plaza de toros México. Y veamos porque de la afirmación. Se anunciaron a dos Figuras del toreo, un español y el otro mexicano, Morante de la Puebla y Joselito Adame y remataba el cartel una gran promesa que ha venido triunfando en varias plazas, Ernesto Javier “Calita” y a ellos agregamos un encierro de primera como lo son los Toros de Bernaldo de Quirós. Pues ni con las dos Figuras en el cartel y su complemento, la entrada no llego ni a media plaza, aunque ya sabemos que a la vista de los nuevos aficionados y también los nuevos periodistas de las redes, dirán que hubo "una buena entrada". En fin, habrá que darles crédito cuando no vivieron los tiempos de las Figuras como Manolo, Curro, Eloy y Mariano, por no irnos a tiempos atras, donde la plaza se veía realmente “llena” es decir, mucho más arriba de tres cuartos de plaza y llenos totales con más de 45 mil espectadores. Esas sí que fueron Figuras del Toreo, llevando muchos aficionados a la plaza más grande del mundo.

Pues bien, ante poco menos de media plaza, se lidiaron seis Toros de la ganadería de Bernaldo de Quirós, todos muy bien presentados aunque de los seis, tres dieron buen juego y tres dejaron que desear, los que dieron buen juego fueron el segundo, tercero y cuarto y mal, primero, quinto y sexto, el quinto con la mala suerte como el encierro de esta tarde, al lesionarse un pitón y aun así siguió embistiendo y el sexto que tuvo pocas embestidas se le fue “vivo” a Calita, estando pesado con el descabello y escuchar los tres avisos que le indicaban que su tiempo se acabó.

Esta tarde el sevillano José Antonio “Morante de la Puebla”, ha tenido una de esas tardes donde se le notaba que venía a entregar ese arte que le es característico, así no le embistiera su primer toro que lo despacho pronto, pero a su segundo le vio la clase y el recorrido que no era mucho, pero que lo supo aprovechar con torerísimo, arte a raudales y detalles de inspiración que hicieron vibrar al público sensible que acude a la plaza, conquistándoles una vez más y escuchar ese olé tan particular de este público y la entrega total al grito de ¡Torero, torero! ganándose una oreja del buen toro de Bernaldo de Quirós y la satisfacción de haber realizado una faena llena de detalles, de inspiración y de entrega del torero sevillano, refrendando una vez más que este público lo tiene ganado a base de ese toreo tan suyo, tan especial, que una crónica no podría describir lance a lance o pase a pase, sin poder omitir detalles que solo los que estuvimos presentes lo podríamos decir con una sola palabra. ¡TORERO!

Y por otro lado, estuvo la entrega y vergüenza del torero mexicano que pelea su sitio, aunque para ello, se tenga que prodigar y buscar el triunfo a toda costa, a base de arrimarse y de no dejarse ganar la pelea. Joselito Adame nuevamente ha salido en esta segunda etapa de su vida como matador de toros, para volver a escalar ese sitio que ya se le daba de Figura del toreo y volvió a subir ese escalón a base de valor y entrega, cortando una Oreja a su primer enemigo, segundo de la tarde que fue de los Toros que embistieron e igualmente le gusto al ganadero por su clase y recorrido, aprovechado desde su salida hasta la estocada recibiendo de Joselito, así haya tenido que buscar el triunfo toreando de capa, y realizando una faena por los dos lados que coronada con la espada, le dieron el triunfo y la nueva esperanza de consolidarse como Figura. Su segundo Toro, fue diferente y poca gente se dio cuenta que se estrelló en las tablas del redondel, lastimándose el pitón derecho y aun así, Joselito le supo someter y llevarlo bien toreado aprovechando su noble comportamiento a pesar de estar lastimado el Toro, dos estocadas, un metisaca y otra entera le privaron de cortar otra oreja, pero ahí quedo ese paso más de torero todo vergüenza y entrega para consolidarse como el próximo torero que debe llenar ya, la plaza México en su repetición.

Y Ernesto Javier “Calita” tuvo un buen toro en su lote que fue su primero, tercero de la tarde y a este de capa solo una larga de hinojos y con la muleta le ha sacado lo que tenía el toro, a base de pegarse un arrimón y demostrar el porque está en un buen momento de su carrera. Entendió bien al toro y le saco los pocos pases que tuvo ya que se fue parando y refugiando a tablas, donde ahí le exprimió hasta el último pase y con la espada fallo con un pinchazo, estocada y descabello. Y algo injusto sucedió con su segundo toro, que cerraba plaza, aunque este no fue de los mejores y a pesar de estarle buscando sacar faena, primero con chicuelinas de recibo y pases que no terminaba de embestir el Toro, ahí se refugió en tablas y vino la debacle con el descabello contándole más de quince y obvio, el tiempo es el tiempo y le sonaron los tres avisos, dejando ir “vivo” a este, y recibir la rechifla del un público que anduvo buscando pretextos para hacer recordatorios familiares que abundaron al final de la tarde. Eso sí, de que hubo materia prima para recordar en esta corrida, lo hubo y nadie se fue sin retener en la mente el arte de Morante, la entrega de Joselito y la mala suerte del encierro y de Calita.

Regresar  Más noticias...